Historia del balĂłn de fĂștbol sala

El balĂłn de fĂștbol sala no tiene una historia tan extensa como el balĂłn de fĂștbol, su diseño se basĂł enteramente en el balĂłn empleado en los juegos de balonmano, pues al tratarse de una superficie pequeña se deseaba que la pelota no botara tanto.

AdemĂĄs, a diferencia de un balĂłn de fĂștbol campo, este balĂłn debe ser mucho mĂĄs resistente en su exterior para soportar el roce constante con el parquĂ© o el cemento.

Los balones de fĂștbol sala evolucionaron con el tiempo y los constantes juegos, de ser un balĂłn de poco bote a contar con capas internas especiales que regulan su bote y mejoran el control, asĂ­ como capas exteriores que mejoran la conducciĂłn y los hacen mĂĄs rĂ­gidos o mĂĄs suaves dependiendo de la edad a la cual van destinados y el trabajo que se realizarĂĄ con ellos: juego o entrenamiento.

En el fĂștbol sala importa la tĂ©cnica y es por eso que debe contar con un balĂłn que garantice una buena conducciĂłn y agarre, su presiĂłn de aire debe mantenerse y el peso es un factor importante.

historia del balĂłn de fĂștbol sala

En su parte exterior suelen imitar a los balones de fĂștbol campo, los mĂĄs tradicionales mantienen los 32 paneles o menos para garantizar un mejor giro, los mĂĄs modernos tienen menos paneles para garantizar mayor aerodinĂĄmica, mejores efectos y una conducciĂłn mĂĄs sencilla.

Historia del balĂłn de fĂștbol ÂżCuĂĄl fue el primer balĂłn de fĂștbol? ÂżCuĂĄl es el mĂĄs novedoso?

El balĂłn de fĂștbol ha cambiado con el tiempo siempre buscando una mayor esfericidad y aerodinĂĄmica para lograr la precisiĂłn. La evoluciĂłn del balĂłn de fĂștbol puede observarse en los torneos y copas del mundo.

En la historia de la humanidad muchas han sido las civilizaciones que emplearon pelotas en juegos por diversiĂłn, o en el caso de algunas culturas mesoamericanas, para decidir la vĂ­ctima en un sacrificio humano.

En lo que se refiere al fĂștbol, la historia inicia en el Reino Unido en el siglo XIX, donde la AsociaciĂłn de FĂștbol InglĂ©s establece un estĂĄndar para las pelotas de fĂștbol. Estas debĂ­an de pesar entre 350 y 400 g y contar con una circunferencia de 70 centĂ­metros.

Estos balones eran de cuero y estaban cosidos por fuera, se les conocía como balones de tiento. En su interior contaban con una vejiga de cerdo rellena de heno. No eran esféricos, no botaban y las protuberancias de la costura podían herir al jugador. Ademås, si se mojaban eran difíciles de controlar y mås pesados.

En el primer mundial, el de 1930 jugado en Uruguay, se emplearon balones de tiento con vejiga de cerdo en su interior. Para la final se emplearon dos balones, uno para cada tiempo y cada uno elaborado en el paĂ­s de los equipos contendientes: Uruguay y Argentina.

Con los nuevos mundiales los balones cambiaron, la vejiga fue sustituida para el mundial de 1938 por una vĂĄlvula inflable que permitĂ­a inflar el balĂłn sin descoserlo. TambiĂ©n se incrementĂł el nĂșmero de paneles hasta alcanzar los 18 paneles para el mundial de Suiza.

En los años 70 se vivió un auténtico cambio en México. Adidas tenía la responsabilidad de crear el balón para el mundial y presentó el Telstar, elaborado en cuero, con 32 paneles poligonales y de color blanco y negro.

Para Argentina 1978 Adidas diseñó el Tango, un balón de gajos hexagonales que sería empleado en 6 copas mundiales mås. Para España 1982 se combinó el poliuretano con el cuero para hacerlo impermeable y mejorar su manejo en lluvia. Para el siguiente mundial se empleó el primer balón sintético al 100%.

Mientras era utilizado el Tango, se desarrollaron balones con polietileno, mallas de fibra, micro burbujas, poliuretano, entre otros. Se experimentó con todo tipo de materiales y diseños para crear un balón resistente, esférico y manejable.

Para el año 2002 llegĂł el Fevernova para el mundial de Corea y JapĂłn, tenĂ­a tres capas tejidas para un comportamiento en vuelo predecible y preciso. A partir de este momento inicia toda una competiciĂłn por encontrar novedades. Para el Mundial del 2006 se creĂł un balĂłn con pocos gajos, Teamgeist y para el mundial de SudĂĄfrica del 2010 se creĂł el balĂłn mĂĄs esfĂ©rico y revolucionario: el Jabulani, difĂ­cil de detener y con un gran comportamiento en el aire. Este mundial tuvo otro gran balĂłn, el Jo’bulani, utilizado en la final y con el cual España logrĂł su primer mundial.

En el mundial del 2014 llegĂł el Brazuca, destacado por contar con seis paneles para asegurar el mejor control, el mismo peso y redondez en cualquier momento y lugar. En Rusia 2018 se empleĂł el Telstar como homenaje a este mĂ­tico balĂłn, se incluyeron mejoras tecnolĂłgicas, un chip que permitĂ­a conocer si el balĂłn pasaba la lĂ­nea de gol.

El balĂłn de fĂștbol sala puede que no tenga tan extensa historia y que se limite a imitar algunos diseños novedosos del fĂștbol campo y a incluir cambios en su interior y exterior, pero tal y como su hermano mayor, es el centro del juego y por ello, digno de evolucionar con cada año y temporada organizada por la AMF y la FIFA.